BALANCE DE IFEMA

 

Clemente González Soler, Presidente del Comité Ejecutivo de IFEMA; Engracia Hidalgo, Presidenta de la Junta Rectora de IFEMA, y Eduardo López-Puertas, tras la presentación de los resultados del ejercicio 2017 de la Institución Ferial de Madrid.

IFEMA ha cerrado 2017, con las mejores cifras de los últimos ejercicios, incrementando fuertemente su ritmo de crecimiento. Así, su facturación se ha situado en 118’1 millones de euros, lo que representa un 11’8% más respecto a 2016 y un alza del 21%, si se compara con 2015, año de referencia por equivalencia de ferias bienales. Este notable avance en la gestión de IFEMA se hace evidente igualmente en sus beneficios operativos, que se han situado en 22’2 millones, una cifra que representa un aumento del 22’4% sobre 2016, y del 45’5% sobre 2015 (año comparable). Por su parte, el beneficio neto se ha triplicado, pasando a 4’4 millones en 2017. Unos parámetros, que vienen a demostrar la solvencia financiera de la institución, construida sobre un modelo de negocio eficaz, capaz de generar los recursos necesarios para acometer todos sus planes de futuro. A lo largo de 2017, se han celebrado 97 ferias, 10 grandes congresos internacionales y 567 convenciones y eventos empresariales, alcanzando la participación la cifra global de 31.051 empresas expositoras, y sumando 1.080.000 de m2 de superficie neta de exposición. También se ha comportado al alza la afluencia de visitantes, llegándose a superar los 3 millones de asistentes.

La previsión de facturación para 2018 se ha fijado en 130,1 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 23’2% con respecto a 2016 (año par comparable) y del 10’2%, en relación a 2017. En lo referente a las previsiones de actividad, los objetivos marcados por IFEMA para 2018, se sitúan en alcanzar las cifras de 33.000 empresas expositoras; 3’5 millones de visitantes y 1’2 millones de metros cuadrados netos de exhibición.