La Expedición IFEMA-CARLOS SORIA regresa a Madrid

Tras 20 días de esfuerzo y el intento de alcanzar la cima del Dhaulagiri, Carlos Soria y su equipo descansan ya en la capital tras regresar el pasado sábado 26 de mayo desde Katmandú. A su llegada al Aeropuerto de Barajas y emocionado, Carlos Soria comentaba el momento de la decisión de desistir en el intento de ascenso a la cima, pero con el ánimo y calidad humana que le caracteriza, agradecido por haber vivido tan maravillosa experiencia y recibir el caluroso apoyo desde España durante todas las etapas de la Expedición.

Todo siguió su curso según lo planeado hasta la llegada al campo III de la montaña, a 7.250 metros de altitud, cuando las previsiones meteorológicas se volvieron más negativas de lo esperado. El equipo decidió suspender el intento de cumbre, a riesgo de sufrir por su propia integridad. “Nos encontramos un poco tristes por no haber alcanzado la cima, pero contentos por haber hecho todo lo mejor posible y sirviendo de referencia a otras expediciones que también se vieron obligados a desistir” comentaba Carlos Soria.

Desde IFEMA, el Presidente del Comité Ejecutivo, Clemente González Soler,  afirma que “Con el pesar de que el esfuerzo y la dedicación con que se ha emprendido cada una de las distintas etapas de la  Expedición IFEMA- CARLOS SORIA, no hayan tenido finalmente su merecida recompensa, queremos expresar nuestro apoyo y reconocimiento a nuestro alpinista más internacional, por su valor como deportista y por su nobleza humana. Ha sido una maravillosa experiencia haber podido impulsar esta aventura y unir el nombre de IFEMA al de un personaje extraordinario”

“Queremos expresar el reconocimiento a nuestro alpinista más internacional por su valor como deportista y por su nobleza humana. Ha sido una maravillosa experiencia haber podido impulsar esta aventura y unir el nombre de IFEMA al de un personaje extraordinario” comenta Clemente González Soler, presidente de IFEMA